43243183_800_800

Anni B Sweet: "la psicodelia no es solo un estilo musical, sino una forma de pensar"

'Universo por estrenar' es su primer álbum cantado en castellano. Un salto que le ha llevado a conquistar por derecho propio un nuevo espacio. Hablamos con la artista malagueña sobre esta fulgurante etapa.

Como una Supernova, Anni B Sweet ha conseguido con ‘Universo por estrenar’ (Subterfuge, 2019), una explosión estelar. El estallido, fruto de una liberación creativa, nos deja -ahora sí- disfrutar de toda su luminosidad. El paso del inglés al castellano en sus letras ha sido clave y, a pesar de la novedad, empasta de forma orgánica y sutil con la propuesta musical. Una decisión valiente y acertada que nos deja disfrutar y conocer más de cerca su naturaleza. Sin máscaras ni veladuras, en su cuarto álbum de estudio, la cantante y compositora se entrega al cosmos a través de una psicodelia onírica con destellos de dream pop que evocan un gusto por Tame Impala, Unknown Mortal Orchestra, Triana o Temples, entre otros. El vocalista de este último grupo inglés, James Edward Bagshaw, ha sido el encargado de producir el disco sobre sobre las demos que la propia Anni trabajó en el sótano de su casa. Por su parte, Pogo -muralista mexicano que también ha trabajado con grupos como Tame Impale-, firma el libreto y traduce en formas y colores esa atmósfera galáctica que impregna todo el disco.

Si en 'Changing illusions' avanzabas hacia tus sueños, en 'Universo por estrenar' pareces haberlos conquistado. ¿Cómo es ese nuevo cosmos que ocupas ahora? 

Muy estimulante y muy inspirador. Creo que me queda mucho por aprender y experimentar y ahora estoy con más ganas que nunca de crear. 'Universo Por Estrenar' me ha abierto la puerta a un nuevo lugar desconocido que me inspira mucha libertad y es el momento de analizarlo.

Después de 3 álbumes en inglés, lanzarte a escribir en castellano habrá sido vertiginoso. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido de ti como letrista en español?

Pensé que el cambio sería muy duro y lo cierto es que, aunque ha habido mucho trabajo detrás, lo he disfrutado, siendo siempre consciente de que me queda muchísimo por aprender todavía.

De alguna manera, ese cambio también se refleja en las melodías. ¿Cómo las describirías?

Qué complicado es describir una melodía sin cantarla, nunca lo había hecho. Las melodías surgen de lo que me inspira la letra o a veces al contrario, una melodía me inspira una frase que acaba convirtiéndose en canción. Intento cuidar mucho las melodías, soy muy fan de las de los años 50, 60 y 70. Creo que tienen algo muy especial que hace que la letra me llegue mucho más. Este ultimo álbum tiene melodías que me recuerdan al pop andaluz de Los Módulos o incluso Triana, a la vez que tienen mucha inspiración de los clásicos extranjeros.

Además, 'Universo por estrenar' se aleja de ese estilo "folk" al que los medios te han asociado durante estos años y se acerca de forma más clara al sonido de grupos como Pink Floyd, Temples o Tame Impala. ¿De qué forma la psicodelia te ha ayudado a definir tu recién estrenada galaxia?

A decir verdad creo que nunca he sido una cantante de folk y que nunca he estado muy lejos de la música rock de los 60s y 70s como la psicodelia. Las etiquetas te la ponen la gente y los medios. Mi canción más psicodélica es una saqué en mi segundo álbum 'Oh,Monsters!' que se llama 'Ridiculous Games 2060'. Siempre he jugado mucho con ese sonido. Quizá no hasta los niveles que quería porque no sabía cómo hacerlo aun.

Mi primer álbum es más naif porque no supe hacer otra cosa, eso era lo que me salía. Supongo que de aquí vino esa época de folk, pero yo creo que era más pop... 'Oh, Monsters!', por ejemplo, no tiene nada que ver con el primer disco, es oscuro, eléctrico y muy experimental, el directo de este tenía muchas partes instrumentales y jugaba mucho con los sonidos, sin embrago seguían llamándole folk... Yo nunca me he considerado de una sola forma. Puedo tocar mis canciones únicamente con una acústica, pero eso no significa que sea la base de la música que hago.

La psicodelia para mí es una música muy libre, que no tiene miedos ni cánones. Aunque los directos de los discos anteriores ya tenían muchas pinceladas, no ha sido hasta este ultimo disco que me he sentido capaz de acercarme más al sonido que quería a la hora de grabar. Ahora mismo la psicodelia tiene mucho significado para mí, no solo es un estilo musical, sino un recorrido mental y forma de pensar que me ayuda y disfruto mucho.

A esa atmósfera psicodélica se le suma la influencia de los astros. ¿Qué te cuentan las estrellas?

La ciencia del cosmos y todo lo que le rodea me inspira mucho. A veces es necesario salir un poco de aquí y mirar más allá. Leer sobre astronomía me ha puesto en marcha la imaginación y la fantasía, más dormidas de lo que pensaba. Alzar la vista al cielo es muy sano.

'Universo por Estrenar' es un viaje intergaláctico, pero al mismo tiempo ofrece una mirada interior, más íntima, que en álbumes anteriores.

Exacto. Me gusta mucho la de analogías que se pueden crear sobre el espacio interior y el exterior dejando abierto el significado "real" para quien lo escuche.

El álbum es un canto a la luz y temas como 'Astros' desprenden destellos de esperanza. ¿Cómo se ve el futuro desde tus nuevas coordenadas?

Estoy intentando no mirar mucho hacia el futuro porque cuando lo hago me olvido de lo que estoy viviendo ahora. Aunque a veces es inevitable y es complicado, estoy en ello. Desde mis nuevas coordenadas quiero fijarme en el "ahora" y en lo que me rodea, e intentar disfrutar de eso al máximo, siempre con los brazos abiertos a lo que pueda venir en ese futuro desconocido.

También encontramos sombras. ¿Te han servido 'Sola con la luna' o '¿Qué hago aquí?' para hacer desaparecer a los fantasmas?

Sí que sirven, al menos para entenderlos un poco mejor. Hacerlos desaparecer no parece que sea tan fácil, pero ayuda mucho analizar la situación y analizarse a uno mismo. ¡Las sombras son también necesarias siempre que no dejes que te coman!

'El tiempo' es una canción que hace referencia al cambio y el paso de los años. ¿Cómo valoras esta década dedicada a la música? 

Cuando me preguntan algo así nunca me quedo a gusto con la respuesta que doy. Son tantos años que todo lo que diga me parece poco y mal. Si me quedo, más o menos, con lo esencial de esta década en la música como forma de vida, hablaría de la evolución y el aprendizaje; de cómo los oídos y la mente se abren más al sonido y se hace un poquito más sencillo conectar con lo que tienes en mente y hacerlo real; y cómo una vez desbloqueas un nivel, visualizas otro nuevo y entras en un constante aprendizaje que es maravilloso.  La música me ha dado mucho y me mantiene viva de mil maneras. Estos 10 años dedicados a ella han sido una explosión de emociones flipantes.

Hablamos de luces y sombras, del mundo exterior y tu propio cosmos interior; incluso en la portada aparecen ilustrados el Ying y el Yang. 'Universo por estrenar' es, sin duda, un disco de contrastes. ¿Alguna clave para encontrar el equilibrio?

¡Así es! No tengo la clave para el equilibrio total y parece que para cada ser humano el equilibrio es diferente. Puede que la respuesta esté en saber abrazar y comprender todo tipo de sentimientos, buenos y malos y no intentar limitar las emociones.

Comenzaste muy joven en una industria en la que tradicionalmente se ha cuestionado el valor creativo de las mujeres. ¿De dónde has sacado la seguridad y la fuerza para mantenerte?

Supongo que de las ganas de hacer lo que me hace sentir bien y de la necesidad de hacer música por encima de cualquier cosa y de la gente que me ha apoyado. Le debo mucho a todas las personas que vienen a los conciertos y que escuchan lo que hago. Esa es la mayor fuerza.

Has presentado el disco por Europa. ¿Cómo ha recibido el público la nueva propuesta?

Ha sido una experiencia increíble, muchas horas de furgoneta, mucho trabajo de logística y producción, muy pocas horas de sueño, pero ver como un público que no nos conocía escuchaba las canciones por primera vez en directo ha resultado flipante. La respuesta ha sido muy muy buena, la conexión ha sido genial y espero que podamos volver pronto.

James Edward Bagshaw -cantante, guitarra, compositor del grupo británico Temples- ha producido el disco y ahora tú has sido telonera de sus conciertos en Inglaterra. ¿Es una forma de cerrar el círculo?

¡Se podría decir que sí! Pero hablando con James es mejor dejar el circulo abierto. Nos gustaría seguir trabajando juntos, nos entendemos muy bien. La forma de trabajo que tuvimos (yo grabar en casa las demos ya direccionadas y preproducidas para después ir a su estudio y que él hiciese su gran magia) para mí es la correcta. Aprendo mucho de él y me gustaría que esto no quedase aquí en un solo disco.

Ahora estás en un nuevo tramo de la gira por España. ¿Qué vamos a encontrar en los directos?

No se me da muy bien promocionar mis directos, siempre digo que prefiero que la gente venga y lo viva con nosotros y así lo cuente. Los bolos de ahora están basados en el nuevo álbum de arriba a abajo, según el tiempo que tengamos jugamos con meter mas temas en el repertorio y algunas sorpresas. Conforme vamos dando conciertos, las canciones van evolucionando y tomando su camino con partes instrumentales nuevas y arreglos que surgen al tocar en vivo. Quizá también sea más eléctrico y haya más contrastes que en el disco. Es una maravilla tocar con la banda que llevo. Se crea muy buena energía y lo pasamos muy bien.

-

Entrevista publicada orignalmente en www.vein.es